Tu piel está sometida a diario a agresiones externas: contaminación, rayos UV, tabaquismo y muchas más. Como resultado, tu piel puede llegar a sufrir un envejecimiento prematuro debido al estrés oxidativo, lo que provoca la aparición de arrugas en el rostro. ¿Cómo combatir ese hecho de manera eficaz? Presentamos cuatro soluciones antioxidantes centradas en el uso diario de productos cosméticos que abordan este problema.

Contenido

Introducción

En primer lugar, hay que volver a la definición de antioxidantes: ¿para qué sirven? ¿Cómo pueden rejuvenecer nuestra piel? En resumen, los antioxidantes tienen como objetivo limitar los efectos de la oxidación de la piel luchando contra los radicales libres. Dichos radicales son consecuencia de las reacciones del organismo a determinadas agresiones externas, entre las que se encuentra el estrés oxidativo.

Los antioxidantes son agentes que luchan contra los efectos nocivos de estas reacciones y están presentes en muchos productos antienvejecimiento, como los cosméticos Max & Florence. A continuación describimos cuatro antioxidantes naturales que debes incluir en tu rutina de cuidado facial.

La flor de melocotón, un verdadero revitalizante

Utilizado tradicionalmente en China por sus beneficios hidratantes, el extracto de flor de melocotón es un eficaz antioxidante para limitar los efectos de la contaminación al crear una barrera cutánea contra las partículas finas que entran en contacto con la piel. La flor de melocotón frena la acumulación de lipofuscina y la oxidación de la epidermis, que acostumbran a tener efectos visibles en la piel bajo la forma de arrugas y diversas manchas fruto de la edad.

FOTO DEL PRODUCTO

La solución a este problema: la crema de día Max & Florence, un producto de origen natural especialmente indicado para nuestras lectoras urbanas. Aplícalo en el rostro como base de maquillaje por la mañana y a lo largo del día.

Los múltiples beneficios del extracto de higo chumbo

Otro ingrediente esencial para retrasar el envejecimiento de la piel es el higo chumbo. Entre sus componentes, la vitamina K previene la aparición de ojeras, y la vitamina C da un nuevo impulso a tu piel.

Pero eso no es todo: el higo chumbo es rico en betacaroteno, ideal para retrasar el envejecimiento de la piel al proteger las células contra los radicales libres.

FOTO DEL PRODUCTO

Todos estos ingredientes se pueden encontrar en el Cuidado del Contorno de Ojos de Max & Florence. Es un producto esencial para la hidratación prolongada de tu piel, su textura ligera constituye una barrera contra la contaminación atmosférica y te protege del estrés oxidativo.

El aceite de argán y sus propiedades antioxidantes

Se trata de un emoliente que contiene un buen número de antioxidantes, los cuales ayudan a frenar el envejecimiento prematuro de la piel gracias a una lucha eficaz contra los radicales libres procedentes del estrés oxidativo. En concreto, este aceite antiedad acelera la regeneración celular y restaura la película hidrolipídica de tu piel.

Además, su uso hace que la piel sea más elástica y firme, dando al cutis un aspecto más joven.

FOTO DEL PRODUCTO

No te preocupes; nuestro suero tensor tiene todas las características mencionadas anteriormente. Imprescindible para todas las pieles secas y cansadas, esta solución Max & Florence ayuda a suavizar la piel. ¿Cómo incorporarlo a tu rutina de cuidado de la piel? Utilízalo antes de la crema hidratante y aplícalo con un suave masaje en el rostro y cuello.

Frente a las agresiones externas: aceite de aguacate

Por último, el aceite de aguacate es un emoliente esencial para rejuvenecer la piel. En efecto, su contenido en vitamina E contribuye a la función barrera de la piel. Este aceite antioxidante es una buena forma de luchar contra los efectos del envejecimiento en la misma.

Además, este emoliente contiene carotenoides que te protegen de los rayos del sol hidratando la piel.

FOTO DEL PRODUCTO

Nuestra solución definitiva para tu rutina de belleza: descubre nuestra crema de noche Max & Florence. Suave y no grasa, ha sido diseñada pensando especialmente en todos los tipos de piel que se enfrentan a la contaminación diaria. Su aplicación regular protege el rostro contra el estrés oxidativo.

Logotipo de Max et Florence